domingo, 22 de mayo de 2016

Cap. 2948: Jose Rodríguez Vazquez

Nació en Vigo en el año 1889. Jugó en equipos de su ciudad natal, y en 1910 se trasladó a Barcelona. Debutó con el Barça el 1 de mayo del 1910, y jugó allí hasta el 16 de noviembre de 1912. Fueron dos años y medio muy intensos: jugó 62 partidos y marcó 59 goles.
Posteriormente se trasladó a Argentina, y en 1922 se estableció definitivamente en Chile. Mantuvo siempre un gran recuerdo del Barça, y guardó como tesoros muchos recuerdos de aquellos años, que ahora, casi cien años más tarde, pasaron a ayudar en parte a crecer el "Museu"
En los dos años y medio que Rodríguez jugó con el Barça se convirtió en un destacado delantero, que también fue capitán del equipo en diversas ocasiones. De hecho, el primer partido que disputó con el Barça sirvió para ganar la prestigiosa Copa Pirineos, primer trofeo internacional que ganó el club. Aquél era un equipo victorioso, que ganó el Campeonato de Catalunya los años 1910 y 1911, el Campeonato de España de 1910 y 1912 y la Copa Pirineos de 1910 a 1913. Cuando Pepe Rodríguez jugaba en el Barça el fútbol sólo comenzaba a ser conocido. En el mes de julio del 1909, después de vencer en el campeonato de la Exposición de Valencia se registró el primer gran recibimiento de aficionados al equipo victorioso. También aquél 1909 el club inauguró el campo de la calle de la Industria, con su admirada tribuna. A la vez, los jugadores tenían una gran relación personal, como muestran las tarjetas postales que se enviaban.

Cap. 2947: Los "recuerdos" de Pepe Rodriguez, al "Museu"

En el 2008, la familia de Pepe Rodríguez, que había guardado durante cerca de cien años un buen número de objetos de su etapa como jugador blaugrana, escribieron una carta y gracias a ellos esas reliqueas pasaron a enriquecer el fondo del Museo y del Centro de Documentación y Estudios del club. Destaca por su historia la camiseta blaugrana más antigua que se conoce, pero¡ también lucen las gorras de Campeón que Gamper regalaba a los vencedores (ahora una empresa "regala" un coche), las medallas de los trofeos conquistados, como el primer Campeonato de España o la Copa de los Pirineos, la poesía de su despedida y la copa que el club le entregó como reconocimiento, el carnet de socio de honor del
CE Sabadell, y más de un centenar de fotografías que documentabann la trayectoria del club de 1910 al 1912. Un material que llenaba un vacío importante en el Museu y que sirve para conocer el Barça de la primera década tras su fundación.
Todo empezo con una carta al club blaugrana
"Estimados amigos del club Barcelona. Mi nombre es Jaime Gutiérrez Rodríguez y soy nieto del que fue capitán del equipo entre los años 1910 y 1912, José Rodríguez Vásquez. Tenemos en la familia gran cantidad de fotografías, escritos, medallas, etcétera, de esas fechas, todas en perfecto estado, todos los documentos y fotografías son originales...".
El director del Museu del FC Barcelona, Jordi Penas, y el del Centre de Documentació, Carles Santacana, no daban crédito a lo que estaban leyendo cuando, a principios de junio del 2008, tuvieron conocimiento por correo electrónico de la existencia de un tesoro azulgrana, un auténtico relicario guardado con cariño y esmero durante casi cien años... Hoy en día podemos admirar estas reliqueas en el "Museu"

Cap. 2946: Los primeros olímpicos azulgranas

Desde los Juegos Olímpicos de 1920, celebrados en Amberes (Belgica), son muchos los deportistas que han formado parte en unos Juegos Olimpicos, siendo miembros de alguna de las secciones del club. Naturalmente, los más conocidos por el gran público son los futbolistas, pero en aquella primera presencia de deportistas blaugranas ya había también miembros de la sección de atletismo. Eran Carles Pajarón y Teodor Pons, que fueron junto a los futbolistas Josep Samitier, Félix Sesúmaga, Agustí Sancho y Ricard Zamora. Miquel Palau participó en los Juegos Olimpicos de París de 1924 en tres pruebas atléticas, y era una de las referencias del atletismo catalán de la época. Mientras los jugadores de fútbol coseguían la medalla de Plata, una de las primeras medallas que ingresaron en el palmares del deporte naciona en unos JJOO.

Cap. 2945: La UEFA si reconoce la Copa de Ferias

En los inicios de las competiciones europeas de fútbol destacó la Copa de Ciudades en Ferias, que inicialmente tenía que enfrentar a equipos representativos de ciudades que acogían ferias comerciales internacionales. La competición enseguida cobró vida propia, bajo el amparo primero de la FIFA y "después de la UEFA". Con este origen, el día de Navidad del 1955, el Barça debutaba en competiciones oficiales europeas. Y logró la primera edición de la Copa de Ferias, que se alargó hasta 1958, después de vencer en la final a la Selección de Londres. La segunda, disputada entre 1958 y 1960, también fue para el club blaugrana, que derrotó en la
final al Birmingham. En la temporada 1965-66 se volvió a lograr el título después de derrotar al Zaragoza. La Copa de Ferias se disputó hasta la temporada 1970/71, en su XIII edición, que ganó el Leeds United. La UEFA (no la FIFA) decidió sustituirla por una nueva competición (es decir es es precursora del torneo de la UEFA), llevaría el
nombre de los organizadores, es decir: la Copa de la UEFA. Entonces se planteó quién se tenía que quedar en propiedad el trofeo que había ido pasando de mano en mano entre los distintos ganadores de la competición, nadie había ganado tres consecutivos, ni cinco alternos. Es cuando la UEFA (nuevamente ella) decide que se jugaría una finalísima de la Copa de Ferias, que enfrentaría al que más trofeos había conquistado y al último de los ganadores. Así pues, los equipos llamados a luchar por el trofeo fueron el Barça y el Leeds United. Copa que ganaría el Barça, quedandosela en propiedad

Cap. 2944: Francesc Vila i Rufas

Nacio el 22 de octubre de 1927 - Muere en Barcelona el 22 de diciembre de 2006. Fue dibujante y pintor, más conocido como Cesc, pseudónimo con el que firmaba. Dibujante y pintor, hijo del también dibujante, ilustrador y bibliófilo Joan Vila (De Marfil), prácticamente dedicó toda su carrera al humor gráfico. Empezó haciendo una viñeta diaria en el Diario de Barcelona y pronto pasó a ser un pozo de agua fresca en el desierto franquista. Sus imágenes irónicas y tiernos retratan prácticamente la Catalunya desde los años sesenta hasta los noventa. Dibujó también en "El Correo Catalán", "Tele/expres" y, cuando ya había abandonado la trinchera del humor gráfico en la prensa para intentar dedicarse a la pintura, volvió al poder hacer el chiste en catalán en el nuevo Diario de Barcelona y más adelante en el "Avui".
Fundó y dirigió la revista de humor "Tururut!", a mediados de los años cincuenta, y colaboró ​​en las mejores revistas del país ("Por Favor", "Gaceta Ilustrada", "Mundo", "Sierra de Oro", "Tele/estrella", "El Jueves" ¡...) y del extranjero ("Punch", "Pardon", "Paris-Match" ¡...).
Dibujó para varias campañas de publicidad, carteles, tarjetas, libros. Editó también en importantes revistas extranjeras. Aparte de la veintena de libros que recogen sus chistes y dibujos, ha hecho libros con Josep Maria Espinàs, Huertas Claveria, Montserrat Roig, Ricard Giralt-Miracle... En 1975 expuso en la Galería Cadaqués, del municipio ampurdanés.
Al dejar el chiste del día, en 1987, se dedicó a la pintura y al grabado. Realizó varias exposiciones y fue galardonado varias veces. Fue uno de los grandes referentes del humor gráfico catalán del siglo XX. Se puede encontrar una antología de sus chistes mudos al libro Sin palabras, coordinado por Jordi Duró
Fue galardonado con la Cruz de Sant Jordi de la Generalidad de Cataluña en 1995, el Premio Internacional de Humor Gat Perich de Honor en 2002, e ingresó como miembro numerario en la Real Academia Catalana de Bellas Artes de Sant Jordi en 1998. en 2008 el Palau Robert de Barcelona le dedicó una exposición retrospectiva, 'La fuerza de un trazo