lunes, 30 de mayo de 2016

Cap. 2997: Y el empleado, era un ladron

En el año 1912, el FC Barcelona contrata a su primer "empleado fijo". Hasta entonces eran los propios directivos los que se encargaban de recibir la correspondencia, de contestar a los socios e incluso de pintar en el campo las líneas de campo y estar en la taquilla para vender las entradas. Por eso se contrata a este empleado, que ejerceria como ayudante del Tesorero, ya que este solía también ser un jugador de campo. Por desgracia este "personaje" era un delicuente y un día decidió huir con toda la recaptación acumulada del cobro a los socios. Luego contrataria a Angel García Padilla, que era militar, su cargo era suboficial en activo del ejercito. Esta vez era una persona honrada y eficiente. Logrando que todos quedaran contentos con su labor en el club. Claro que su sueldo no era para tirar cohetes y según cuenta se le pagaba con un par de billetes de los mas pequeños del Banco de España, o sea unas dos ptas de la época

Cap. 2996: Copa Jose Canalejas, el "primer" trofeo de la historia

En la visperas de la Merce, 23 de septiembre de 1900, el FC Barcelona conseguía su primer trofeo en su historia. Era la Copa Jose Canalejas, que fue dedido por el Presidente de la Federación Gimnática Española, con motivos de unas exhibiciones organizaras por la entidad que presidía y como no, como muchos actos que se celebraron a primeros de siglo, fue en el Velodromo de la Bonanova. El trofeo era un objeto artistico de bronce que representaba la "Industria". El equipo blaugrana se imponía a su máximo rival ciudadano por aquellos días, el FC Català, por 3-1 con goles de Gamper (2) y Maier. Este sería el último partido que disputo el equipo blaugrana en lo que era su "estadio", para trasladarse al campo del Hotel Casanovas (donde ahora esta ubicado el Hospital de La Santa Creu i Sant Pau)

Cap. 2995: Nerea Sánchez Rodríguez (Voleibol)

Nacio en Barcelona el 2 de junio de 1987. Nerea Sánchez es una jugadora del equipo femenino de voleibol del FC Barcelona. Como otros deportistas de élite y de las secciones no profesionales del equipo, se ayuda de su trabajo en el Centre de Alt Rendimient de Sant Cugat (CAR), para dedicarse a su gran pasión: el voleibol.
Lleva en esta disciplina desde los 13 años, comenzó en voleibol en el marco del programa ARC (Alto Rendimiento Catalán), donde estuvo jugando durante 2 años y luego marchó a Murcia, en el Centro de Tecnificación (Centro de Alto Rendimiento de los Alcázares de Murcia) con la Selección Española.

Cap. 2994: Un título sin celebraciones

La derrota en la final de la Copa de Europa 1985/86, ocurrida en Sevilla ante el Steaua de Bucarest el 7 de mayo de 1986, dejó entre el barcelonismo una sensación de amargura que no fue paliada por la conquista de la Copa de la Liga. Esta efímera competición había nacido en 1982 y se jugaba al final de la temporada. Su aliciente residía en el hecho de que el campeón ganaba una plaza en la Copa de la UEFA, pero sólo duró cuatro años, debido a las escasas recaudaciones que se obtenían. Sin el concurso del internacionales presentes en el Mundial de México (Urruti, Víctor, Carrasco, Calderé, Julio Alberto y Archibald), el FC Bacelona superó durante los meses de mayo y junio de 1986 el Real Madrid (con un espectacular 0-4 en el Bernabéu), el Sporting de Gijón y el Atlético de Madrid. La final, disputada a doble partido, enfrentó el equipo barcelonista con el Real Betis. Los andaluces consiguieron una corta victoria por 1-0 en el partido de ida, disputado en el Benito Villamarín el 11 de junio. La vuelta, jugada tres días más tarde, se convirtió, en el
Después de todo, un partido entretenido gracias a las ganas de agradar que imprimieron en su lugar los suplentes habituales. El Barça venció por 2-0, con goles de Amarilla y Alexanko, de penalti.
Los blaugranas eran campeones de la última edición de la Copa de la Liga, pero poca gente lo celebró. Más allá de este título oficial que agrandaba el palmarés blaugrana, la noticia más importante de ese día fue la despedida de José Vicente ("Tente") Sánchez como jugador del FC Barcelona. "Tente", que hacía poco que había fichado por el Murcia, conseguía, así, levantar un trofeo en su último acto con el Barça. Y lo hizo gracias al bonito detalle de Alexanko, que le cedió la capitanía.

Cap. 2993: Paulino Alcantara, el héroe de la final de 1926 [II]

La final se disputó en Mestalla el 16 de mayo de 1926 ante el Atlético de Madrid. Fue un partido dramático. Los colchoneros salieron muy fuertes y al inicio del segundo
tiempo dominaban por 2-0 gracias a los goles. de Palacios y Cosme. En sólo siete minutos, pero, Samitier y Justo nivelaron el marcador y se llegó a la prórroga con un empate a dos goles. Fue entonces que surgió la figura de Alcántara, siempre soberbio, aunque en esos momentos jugaba en inferioridad de condiciones, ya que tenía un ojo tapado a causa de un golpe. A cinco minutos para el fin del tiempo extra, el delantero filipino remató de forma impecable un centro de Samitier, el cual fue a parar al fondo de la red de Barroso. El Barça era campeón de España. Esta acción heroica del mítico "Romperedes" sería, en definitiva, uno de sus últimos servicios al FC Barcelona, ya que en julio de 1927 colgó las botas para dedicarse a su profesión de médico.

Atletico de Madrid - FC Barcelona 2-3
Atletico: Barroso, Pololo, Olaso, Marín, Induni, Burdiel, De Miguel, Triana, Palacios, Cosme, Olaso
Barcelona: Platko, Planas, Walter, Torralba, Sancho, Carulla, Just, Piera, Samitier, Alcántara, Sagi
Goles: 1-0 Palacios, 2-0 Cosme, 1-2 Samitier, 2-2 Just, 2-3 Alcantara

Cap. 2993: Paulino Alcantara, el héroe de la final de 1926 [I]

A principios del año 1926 el FC Barcelona estaba superando el trance de la suspensión gubernativa por seis meses decretada a raíz de la pitada durante la "Marcha Real" en el campo de las Cortes en junio de 1925, era la época de la Dictadura monárquica de Miguel Primo de Rivera. A pesar de todos los inconvenientes, la amistad de Arcadi Balagares (nombrada Presidente del Barça) el Barça, inmerso como estaba en su primera edad de oro (1919 a 1929), acabó por hacer el doblete entonces en proclamarse campeón de Cataluña y de España. En la competición doméstica no hubo comparación posible y los azulgranas terminaron con seis puntos de ventaja sobre el UE Sants y el CE Sabadell y con seis sobre el RCE Espanyol.
En cuanto al Campeonato de España, el Barça superó con facilidad unas eliminatorias previas con el UD Levante y el Real Zaragoza. Ya en cuartos de final, la víctima siguiente fue el entonces débil Real Madrid, que perdió al viejo Chamartín por 1-5 y por 3-0 en Les Corts. En la semifinal, jugada a partido único en el campo neutral del Zaragoza, el rival fue la temible Real Unión de Irún, que superó con dificultades por 2-1