jueves, 22 de junio de 2017

Cap. 4150: "El Barça 'non grato' en Roma" [IV]

El Barcelona actúa con prudencia, aconsejado por Tomás Pelayo Ros, Delegado Nacional de Deportes. Rechaza la sugerencia de jugar en campo neutral. Obra como si se fuera a jugar en Roma y reserva el vuelo pertinente y alojamiento en una institución pía de la Vía Augusta, muy utilizada por peregrinos al Vaticano.
Lenzini va y viene a Zúrich, desesperado. Al final alcanza un compromiso con Franchi. No habrá partido de ida, que se le da por ganado al Barça por 0-3, y sí de vuelta, en el Camp Nou. Así evita suspensión, multa e indemnización al Barça, que tendrá su taquilla. La noticia se anuncia a las 21:50 del sábado 19, cuatro días antes de la fecha fijada para el partido. El Barça no viaja.

El Lazio sí vendrá a España para el partido de vuelta, fijado para el 5 de noviembre. Llega el 4 por la tarde, entre cierto desinterés. Franco agoniza, toda la atención está en eso. Además, la eliminatoria está resuelta. Hay media entrada en el Camp Nou, ocho millones de taquilla. En los prolegómenos, Cruyff recibe el Balón de Oro de 1974, que todavía no le había sido entregado. El Barça ganará 4-0, goles de Sotil, Cruyff, Neeskens y Fortes. Todo el engorroso affaire se olvida pronto.

Cap. 4150: "El Barça 'non grato' en Roma" [III]

La UEFA desmentirá estas declaraciones en nota oficial, pero Franchi no se dirigió al rotativo italiano para exigir rectificación. Mientras, los empleados del CONI, que son los encargados de la custodia y manejo del Olímpico de Roma, anuncian huelga o hasta sabotaje si se pretende celebrar el partido.

Lenzini está entre la espada y la pared. Es constructor y sus propios trabajadores amenazan con sabotearle las obras. Por otra parte, teme una dura sanción. El Lazio había estado fuera de Europa la temporada anterior por incidentes de su afición contra el Ipswich Town. Una retirada ahora, amén de dejarle sin el taquillazo de la visita de Cruyff, le podría provocar una larga descalificación, amén de tener que indemnizar al Barça por la taquilla de vuelta. No le ayuda nada que el Ministerio del Interior italiano comunique al de Asuntos Exteriores español que está en condiciones de garantizar la seguridad. Ni que su entrenador, Giulio Corsini, y el capitán, Wilson, se declaran dispuestos a jugar. Lenzini argumenta que el Barça podría sentirse coaccionado y que eso falsearía el resultado. La poderosa prensa milanesa le acusa de mezclar fútbol y política. En la prensa española se sigue el asunto al día.

Cap. 4150: "El Barça 'non grato' en Roma" [II]

El "Paese Sera", diario de inspiración comunista, encabezaba la causa. Aunque para esas fechas ya había movimientos antifranquistas en Catalunya, mezcla de reivindicaciones democráticas y reclamaciones nacionalistas, el Barça no era percibido fuera de España como parte de eso. Ya rodaba aquello de "més que un club" y asomaban las primeras senyeras en la grada en el Camp Nou.
La objeción al Barça llega a España como un susurro el día 8 de octubre, en forma de unas declaraciones del presidente del Lacio, Umberto Lenzini, que aduce "motivos de seguridad" para plantear la inconveniencia de que sea recibido en el Olímpico de Roma. Inmediatamente surgen voces entre la propia afición del Lazio, en la que siempre hubo una fuerte corriente ultraderechista, en favor del partido.
El asunto coge más vuelo cuando el "Paese Sera" publica el 9 de octubre, una entrevista con el presidente de la UEFA, Artemio Franchi, italiano. En ella dice: "Estoy luchando por obtener adhesiones para suspender el congreso de la UEFA que debe efectuarse en noviembre próximo en España. He tomado contactos con responsables de distintas federaciones europeas para encontrar soluciones concretas sobre las relaciones entre el fútbol europeo y el español". También hablaba de una "acción común, ponderada y bien concertada para constituir un frente unido, que aísle a España en el fútbol".

Cap. 4150: "El Barça 'non grato' en Roma" [I]

El 3 de octubre de 1975 se sorteó la segunda ronda de competiciones europeas. El sorteo deparo un Lazio-Barcelona. Esta última era la perla en su competición. Se trataba del Barça de Cruyff y Neeskens, y al Lazio había regresado Chinaglia, tras su estancia en el Cosmos. Pero…
Una semana antes, el 27 de septiembre, se habían producido los últimos fusilamientos del franquismo: tres miembros del FRAP y dos de ETA. Aquel último latigazo de una dictadura moribunda convulsionó la opinión pública internacional. Hasta el Papa se dirigió al Gobierno Español en petición de clemencia. Hubo manifestaciones en muchísimas ciudades europeas, la embajada de España en Lisboa fue incendiada, 12 países nos retiraron sus embajadores… Franco llenó de leales franquistas la Plaza de Oriente para denunciar "aquella conjura internacional". Su voz es casi inaudible, estaba definitivamente decrépito y en fallecio, apenas un mes y medio después.
En Roma se vivieron manifestaciones multitudinarias y la izquierda local, muy fuerte, consideraba inadmisible la visita del Barça. El partido de Roma estaba fijado para el 22 de octubre. La vuelta, para el 5 de noviembre, en Barcelona.

Cap. 4149: "El secreto del exito de Johan"

En una entrevista a un periodista, Johan Cruyff fue muy explicito para explicarle cual era el "secreto de su exito como jugador":

- "Como a base de fruta, verdura, productos puros y genuinos como el arroz y el azucar de caña. Mucho pescado fresco, poca carne, nada de embutidos, no pan. Vino, solo los lunes; nunca licores, algunos cigarrillos y ocasionalmente una pipa. Sigo también un regimen de higiene sexual: hago el amor durante toda la semana, excepto el domingo por la noche después del partido. Paseo mucho. Leo libros de historia y de arte. Colecciono libros de autor. Hace poco compré un Picasso que solo me costó 2.700.000 pesetas"
Años más tarde y por culpa de su enfermedad coronaria, dejaria de fumar para comenzar con otro vicio, los chupa-chups.

Cap. 4148: "El Delegado de la UEFA"

El 7 de abril de 1974, se jugaba en El Milinon la vigesimonovena jornada del campeonato liguero. Faltaban cinco jornadas para finalizar el campeonato y era la primera oportunidad para proclamarse campeón de liga, ¡¡¡catorce años despues de la última liga ganada por HH!!!
Johan tan astuto como siempre, se diriguió al colegiado Segrelles del Pilar...
- "Usted pitar bien, nosotros ganar. Y ojo porque hay un Delegado de la UEFA mirando"
El árbitro, que creyo que era una broma del jugador holandes para presionarlo, le dijo:
- "Si esta sentado en ese banquillo"
Johan sin perder la compostura, le aseguro..."
- "Entonces hay dos"

El Barcelona ganaba el partido 2-4, con unos 15 minutos increibles de Marcial que lograba un hattrick